El tiempo de su visitación

Lucas 19
40 Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían.
41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella,
42 diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos.
43 Porque vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te estrecharán,
44 y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación
.

El Señor lloró de mucha tristeza al saber sobre la destrucción venidera de Jerusalén, por cuanto no conocieron el tiempo de su visitación. Es de esa misma manera que siempre existe un tiempo en que Dios nos visita pero nos encuentra tan ocupados, tan afanados, muchas veces no entienden el tiempo de su visitación, el tiempo de volverse a El, y por lo tanto no le pueden entender, ni conocer.
El Señor muchas veces hablaba por parábolas, pero la revelación era para sus discípulos pero para los demás dijo en Mateo 13 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?11 Él respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. Porque no entendían porque tenían el corazón endurecido, eso mismo sucede ahora, muchos corazones se encuentran endurecidos y no quieren escuchar la voz de Dios, y luego les dijo, Mateo 13:15 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,Y con los oídos oyen pesadamente,Y han cerrado sus ojos;Para que no vean con los ojos,Y oigan con los oídos,Y con el corazón entiendan,Y se conviertan,Y yo los sane.
El Señor quiere sanar, restaurar, pero si engrosan su corazón y no quieren disponer entonces no pueden entender la palabra reveladora de Dios, cuando Jesús le preguntó a Pedro en Mateo 16: 15 Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Pedro podía entender porque dispuso su corazón y creyó en Jesús. Salmos 8:2 De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza,A causa de tus enemigos,Para hacer callar al enemigo y al vengativo. Es la revelación de Dios para aquellos que le buscan, aquellos que como niños dejan que el Pastor de los Pastores le pastorea En 1Corintios 6
Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.
7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, 8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca htabrían crucificado al Señor de gloria. 9 Antes bien, como está escrito:
Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,Ni han subido en corazón de hombre,
Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,
13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. En el tiempo de visitación el Espiritu Santo que viene a morar en nosotros abre nuestros ojos espirituales y podemos conocerle y entenderle.
Hoy es el tiempo de tu visitación, el tiempo de aceptar al Señor como salvador de nuestras vidas, 2 Corintios 6: 1 Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.
2 Porque dice:En tiempo aceptable te he oído,Y en día de salvación te he socorrido.He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.

Oración
Gracias mi Dios por ese amor infinito por ofrecerme tu salvación y vida eterna, Señor te recibo como mi suficiente Salvador, mi Pastor, quiero siempre caminar bajo la sombra de tus alas por allí me siento seguro, quiero reposar siempre en tu regazo. Amen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .