Vence con el bien el mal

orando

Muchas veces podemos ver la debilidad de muchos hermanos,  me refiero a la debilidad en cuanto a la fe, por una u otra razón han descuidado su salvación, esa comunión o su armadura de soldado esta un poco desgastado y no lo ha renovado, no se ha fortalecido en el poder de la fuerza de Dios, como dice en 1 Co. 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. Nunca podemos pensar que ya sabemos todo, si no que cada día revestirnos  de su manto, esto es que nuestra armadura siempre debe estar preparada para estar siempre  listos  para enfrentar los dardos del enemigo.

Orar sin cesar dice el Señor, pero si vemos al hermano que ha caído no le juzguemos sino debemos orar por el, en Galatas 6:1  Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.  Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

Por ejemplo podemos ver a Abraham el padre de la fe, en Genesis 20,  cuando llego a Gerar y vino el Rey de ese lugar llamado  Abimelec  y tomo a Sara para tomarla como mujer, pero Dios los protegió porque eran  hijos de Dios por lo tanto  había un grande propósito en ese llamado, Él no juzgo a este rey si no que espero en quien juzga justamente, por lo tanto  perdonó a este rey y no solo esto si  no que oró por él.

Gn. 20:7 Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que de cierto morirás tú, y todos los tuyos 
17 Entonces Abraham oró a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas, y tuvieron hijos.
18 Porque Jehová había cerrado completamente toda matriz de la casa de Abimelec, a causa de Sara mujer de Abraham.

Como hijos de Dios tenemos esa autoridad de atar o desatar porque cuando Abraham perdonó y oró por este rey  ató toda maldición para esa vida. Mateo 16:19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. Esa es la promesa para su iglesia, tambien podemos ver lo que paso con Job cuando él perdonó y oró por ellos, la  bendición fue derramada.

Job 42:7 Y aconteció que después que habló Jehová estas palabras a Job, Jehová dijo a Elifaz temanita: Mi ira se encendió contra ti y tus dos compañeros; porque no habéis hablado de mí lo recto, como mi siervo Job.
8 Ahora, pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros; porque de cierto a él atenderé para no trataros afrentosamente, por cuanto no habéis hablado de mí con rectitud, como mi siervo Job.
9 Fueron, pues, Elifaz temanita, Bildad suhita y Zofar naamatita, e hicieron como Jehová les dijo; y Jehová aceptó la oración de Job.
10 Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.

Por ello el Señor nos enseña en Mateo 5:44-48 :44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; En Romanos 12:19-21  No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Vencer el  mal con el bien, porque todo lo puro todo  lo que es bueno viene de Dios, entonces debemos orar y perdonar por aquellos que no conocen la palabra o aquellos que se apartaron de Dios por tanto su fe ha decaído, como dijo el Señor pedonalos porque no saben lo hacen, ya que el enemigo ha tomado control de esas vidas pero el Señor nos ha dado la autoridad de hollar serpientes y escorpiones, es por eso que esas personas necesitan mas de Dios, entonces necesitan mas de nuestras oraciones, ya que de ese modo podemos atar toda maldición y desatar bendición no solo para ellos si no también para nosotros,  traer la bendición para nuestra casa y para todos aquellos que nos rodean.

Amen.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.