Los primogénitos de Dios

Señor-Jesús-llama-a-tu-puerta

He. 12

22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,

23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,

24 a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.

Que significaba primogénito en la antigüedad?, era el primer hijo varón  de cada familia,  el que habría la matriz de la mujer, en esos tiempos ellos tenían ciertos privilegios,  (Gén. 43:33)  ellos tenían como herencia ser jefes de familia cuando moría  el padre y bajo la ley con Moisés  el hijo varón recibía una porción doble de su padre cuando este moría y  era el responsable del cuidado de la madre y de sus hermanas (Deut.21:17),

Pero ahora los redimidos por  Jesús hemos heredado esa promesa, de ser primogénitos, aquellos que tienen un lugar especial en el cielo, porque nuestros nombres  están escritos en el libro de la vida (Apoc. 20 15)   y en Lucas  10:20 Sin embargo, no os regocijéis en esto, de que los espíritus se os sometan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. Eso debe ser nuestro regocijo de ser llamados hijos de la promesa, benditos de Jehová, en Ro 8:17  y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si en verdad padecemos con El a fin de que también seamos glorificados con El. Pero  no vaya hacer que rechacemos esa primogenitura por un plato de lentejas  En Genesis 25: 29 Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado,30 dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom.31 Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura.32 Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura? 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura. 34 Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

Esaú rechazo la primogenitura por un plato de lentejas, por  una satisfacción temporal, no apreció de esa bendición tan grande, como dice el Señor no des mis perlas a los cerdos, aquellas perlas preciosas que es la sabiduría de Dios a  aquellos que no quieren dejar el pecado, el quería estar todavía en los deleites de este mundo, pero Esau luego se arrepintió pero fue ya tarde, y ya no la pudo obtener  esa primogenitura aunque la procuro con lágrimas, Estos ejemplos el Señor nos ha dejado para priorizar la herencia prometida, porque hemos visto que muchas gente rechaza de Dios y muere sin salvación, porque pueda ser que ya sea tarde, porque una vez muerto  ya no hay  otra  oportunidad, como la parábola del rico y mendigo (Lucas 16:19-31) que el rico que estaba en el infierno quería regresar a avisar a sus hermanos para que se arrepintiesen pero le dijo el Señor que ya no podía regresar, que estaban los profetas para que les predicasen, en otra parte dice en He. 9:27 Y así como está decretado que los hombres mueran una sola vez, y después de esto, el juicio, después de la muerte ya no hay otra oportunidad. 

el Señor dice si oyereis hoy su voz  no endurezcáis vuestro corazón, Jesús llama a la puerta de tu corazón para cenar contigo y ofrecerte esa herencia inconmovible, aquella herencia eterna un lugar en el cielo, un lugar en esa congregación de los primogénitos  donde estará escrito tu nombre, los benditos de Jehová.

No sea también que algunos se aparten del camino por alguna raíz de amargura, tal vez  tenga algún resentimiento con un hermano, o un pecado no arrepentido, algo que no ha sido sanado, y pierda esa primogenitura, porque  siempre debemos caminar en el reino  puesta nuestra mirada en Jesús autor y consumador de la fe.

Por ello el Señor nos invita siempre a volver al redil, a volver a caminar con El, mientras que cada mañana abrimos los ojos y permanezcamos todavía en la tierra, tenemos la oportunidad de recibirle de renovar nuestra comunión, El esta a la puerta y llama.

Oración

Señor mi Dios vengo a ti con un corazón contrito y humillado, se que no me  rechazaras, perdona todos mis pecados, quiero recibirte como mi Señor y Salvador, quiero renovar mi comunión contigo, quiero perdonar al hermano, quiero caminar siempre puestos los ojos en ti y no en el hombre, no quiero perder mi primogenitura,ese lugar importante que tu has preparado para los que te sirven,  porque solo cogido de tu mano caminare a la vida eterna, Gracias Señor.

Amen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.