Caminar sobre las aguas

Pedro 3

En Mateo 14: 22-33 Jesús anduvo sobre las aguas, eso fue fantástico, pero aquello fue un ejemplo de vida para nosotros porque dice la palabra que el justo andará por fe, cuando los discípulos fueron despedidos por Jesús, luego que subieron a la barca para cruzar el mar, cuando navegaban a cierta distancia empezó una tremenda tormenta, ellos se encontraban desesperados, entraron en pánico, porque aquella tormenta se puede comparar en la vida cotidiana a problemas, adversidades, que parece que vamos a sucumbir,  muchas veces parece que no tuviera solución, pero a la cuarta vigilia es decir al cuarta noche vino Jesús.

Jesús después de haber orado vino por detrás y aun quería adelantárselos, mas cuando lo vieron aun estaban tan nerviosos que pensaron que era un fantasma, pero Jesús les dijo, Tened animo; yo soy , no temáis!, el Señor es tan bueno y misericordioso que cuando clamamos en nuestra desesperación Él viene a nuestro encuentro, Invócame en el día de tu angustia y yo te librare, dice el Señor, es cuando aquella tempestad, esa tormenta se aquieta, y podemos caminar confiados, es decir creyendo en las enseñanzas de Jesús, entonces caminamos por fe.

salmos 50 15

Pero Pedro viendo a Jesús caminar sobre las aguas, él también quiso caminar  sobre las aguas, y logró caminar, cuando Jesús le dijo ven, el viendo a Jesús también empezó a caminar, eso nos sucede,  que empezamos a caminar viendo a Jesús el autor y consumador de la fe, pero al igual que Pedro viene  el fuerte viento, y quitamos la mirada de Jesús y ponemos  nuestra mirada en ese viento fuerte, viene el  miedo y empezamos a hundirnos y decimos: !Señor Sálvame!

En Mateo 14:31

31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste

Ahora el Señor nos dice lo mismo, hija o hijo por que dudaste, porque no creíste en las promesas, por que dejaste de verme a mi, y viste primero a las circunstancias, porque no alimentaste tu fe con mi palabra, la fe viene por el oír y el oír de la palabra. Jesús nos enseña a caminar sobre las aguas, poniendo nuestra mirada en El,  seguir sus pisadas, en el camino siempre se levantaran tempestades, tormentas, la fe va hacer probada como oro, pero si estamos anclados en la roca de nuestra salvación, podemos superar todas las circunstancias, porque nuestra confianza esta en lo verdadero y solo por medio de Jesús podemos ir al Padre a la perfección, por mas torpe que seamos no resbalaremos.

1 Pedro 1:7 Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

Amen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.