Esperar con paciencia

Paciencia

Podemos caer en el error de actuar como niños caprichosos cuando no recibimos la respuesta de Dios de manera inmediata. Nos cuesta comprender que esperar puede traer mejores resultados.
Una mujer habló por teléfono al encargado de un teatro y le dijo que la noche anterior había perdido su prendedor de diamantes más valioso. El hombre le pidió esperar en la línea. Buscó y encontró el prendedor; pero cuando regresó al teléfono, la mujer había colgado. Esperó a que volviera a llamar e incluso puso un anuncio en el periódico, pero nunca volvió a escuchar de ella.
Nos hemos acostumbrado a tener las cosas de manera inmediata, hoy muchas empresas están innovando en cuanto a atención al cliente con la intención reducir el tiempo que el usuario invierte para hacer transacciones o comprar productos, al parecer el hombre necesita recuperar el tiempo que ha perdido.
De la misma manera, queremos que Dios sea más rápido en sus respuestas, deseamos que ante una sola oración haya una respuesta inmediata, pero el Señor no actúa de esa manera, por el contrario nos pide paciencia.
“Quédate quieto en la presencia del Señor, y espera con paciencia a que él actúe. (…) Salmos 37:7.
¡Qué difícil es esperar cuando hay más necesidad! Un error común que cometemos es perder el gozo y la Fe cuando estamos en momentos críticos. Es cierto que es difícil mantenerse de pie cuando todo se está derrumbando a nuestro alrededor pero si nuestra confianza está en Dios ¡podemos esperar con gozo sabiendo que en su momento habrá una respuesta!
¿Cuántos años hemos estado orando por un trabajo?
¿Cuánto tiempo más estaremos orando por un cambio en nuestra pareja?
Muchos nos encontramos orando por alguna situación o necesidad y ha pasado mucho tiempo y no vemos una respuesta y nuestra fe ha menguado incluso, podemos llegar a dudar de la Bondad, Misericordia y Poder de Dios. Animémonos a tener paciencia.
El tiempo de espera es necesario, porque prueba nuestra Fe y nos muestra en lo que debemos mejorar; no significa que Dios no oye, sino que tiene algo mucho mejor de lo que planeamos y queremos.
“Espera con paciencia al Señor; sé valiente y esforzado; sí, espera al Señor con paciencia.” Salmos 27:14. BENDICIONES.

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.