La mujer samaritana

mujer biblia

En Juan 4 1-42, vemos  la historia de la mujer samaritana, podemos entender  que fue una de las primeras mujeres que predico la palabra de Dios, por no hablar de la otras mujeres que sirvieron a Jesús cuando empezó su ministerio, como Maria la madre de Jesús, Maria Magdalena, Martha y Maria hermanas de Lázaro a quien Jesús resucitó en Juan 11: 28-44  podemos ver como Jesús les revela su palabra y  las verdades de su reino, a estas mujeres les enseño algo grandioso cuando les dijo “Si tu crees veras la gloria de Dios” y a otras muchas mujeres que predicaban y servían a Jesús en esos tiempos. Después de su muerte,  cuando resucitó Nuestro señor Jesucristo   se presentó primero a Maria Magdalena y le dijo que avisara a los discípulos sobre su resurrección, no hizo Jesús acepción de personas si no que se revelo y enseño a estas mujeres los misterios de su reino.

En el antiguo testamento podemos citar mujeres guerreras, mujeres de fe como Débora, Ruth, Ester, Rahab que protegió a los espías, y etc. porque hago mención de todas estas mujeres porque escuche que las mujeres no pueden predicar ni enseñar. Pero dice en Hebreos 1:1-2  Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

En los postreros días Dios habla por medio  de su hijo, por nuestro Señor Jesús, pero cuando Jesús se iba a glorificar  esto es que iba a morir por los pecados del mundo dijo no os los dejaré huérfanos si no que mandare a un consolador es el Espíritu Santo,  en Juan 14: 17’1817 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

En Juan 14: 26-27:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Es el Espíritu Santo que hace la obra de Dios aquí en la tierra, no estamos huérfanos, El se manifiesta sea a un varón o mujer, a todo aquel que dispone su corazón a buscarlo, 

Apocalipsis 3:20

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Luego en Hechos(1: 12-14),  Podemos ver cuando todos oraban unánimes y esperaban la venida del Espíritu Santo, eran como 120 personas entre los discípulos, varias mujeres y otros hermanos, todos fueron bautizados con el poder de lo alto esto es el Espíritu Santo y hablaban en diversas lenguas, y  tampoco Dios hizo acepción de personas, varones como mujeres fueron bautizados, empezando de esta manera una nueva etapa para la iglesia, donde Gálatas 3:28  Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

El Señor nos hizo libres como dice donde esta el espiritu del señor hay libertad

Entonces podemos decir que no somos nosotros en la carne y con nuestra forma de pensar que predicamos si no que solamente somos barro en la manos del alfarero, somos solo canal de bendición, embajadores de Cristo,  no somos nosotros si no El en nosotros la esperanza de gloria, como decía Pablo,

1 Corintios 2:4

y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder.

Sin embargo en 1 Timoteo 2:12-15,  Pablo exhorta a la mujer:12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

Pablo dijo de esta manera porque muchas mujeres querían ejercer dominio sobre los varones, esto quiere decir que la mujer no debe enseñar según sus conocimientos y raciocinios humanos, esto es en la carne, si no sujetarse a la voluntad y enseñanzas de Dios,  al igual que los varones, ellos tampoco pueden enseñar de acuerdo a sus conocimientos humanos sino sujetarse a la obediencia de Dios, a ambos sea varón  y mujer Dios ha dado unos roles importante en el hogar, pero entonces los dos deben estar unidos en el  amor de Dios y en la obediencia de su palabra, estar unidos sobre la roca de salvación esto es Jesucristo. Hay un orden en la sujeción en el hogar primero Jesús, el varón y la mujer.

Génesis 1:27, creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Pero vemos muchas veces en la iglesia que hay más cantidad de mujeres que varones  buscando de Dios, buscando de su presencia y de sus enseñanzas, al igual es cuando ellas se ponen en la brecha es decir en la oración, entonces son ellas muchas veces que tiene que cumplir el papel de canal de bendición en el hogar, exhortando, enseñando, consolando en el amor de Dios, por el conocimiento de la palabra, es que no son  ellas las que enseñan sino es el Señor por medio de ellas, ¿porque sucede esto?, porque algunas veces los varones no están cumpliendo el papel muy importante que Dios les ha  encomendado, el de gobernar el hogar en el temor de Dios., entonces la mujer se tiene que levantar a buscar la bendición de su hogar  y traer al camino verdadero a toda su casa. Muchas mujeres también  son cabeza de hogar porque están separadas del varón por una u  otra razón, entonces es cuando sujetas ala roca que es  Jesús,  enseñan y educan a sus hijos en en el temor de Dios. 

Desde el principio  Dios bendijo el hogar, la familia, en Génesis 2:24 24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. 

Esto quiere decir esto que los dos unidos serán una sola carne porque nos complementamos los dos en el amor de Dios, a cada uno Dios nos creo con diferentes características, deberes y responsabilidades,  pero sin embargo somos un complemento, esto quiere decir que el que nos enseña y encamina es el Espíritu Santo, en El todo es Si y amen.

En Efesios 5:

22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,

29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,

33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

Aquí nos explica el rol del varón en el matrimonio, esa comunión plena que deben tener con el Señor, esa sabiduría de lo alto, esa responsabilidad, entonces para la mujer es mas fácil sujetarse para  que de esta manera ambos sirvan  al Señor. Por ello para las jóvenes solteras cuan importante es escoger una pareja, temeroso de la palabra y de buen testimonio, de esa manera será un buen esposo en el hogar que formará en el futuro al igual para los varones.

Amen.

Oración

Gracias Señor por tu palabra, porque nos enseñas que apartado de ti nada podemos hacer, guíanos cada día a tu verdad, tu palabra es verdad, bendice cada familia, cada hogar, a cada varón les des sed y hambre de tu palabra para que cumpla el rol que le encomendaste, al igual que a la mujer como una ayuda idónea, para que juntos en el temor tuyo puedan criar y administrar su hogar para la bendición de las nuevas generaciones, tuyo es el poder y la gloria por los siglos de los siglos, Amen.

 

 


One response to “La mujer samaritana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.