Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.

2 Corintios 9: 6

siembra

Pero esto digo: El que siembra escasamente, también cegará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

Si sembramos escasamente, segaremos escasamente, es la ley de la siembra y la cosecha,  que se cumple no solo en aspecto natural o del dinero si no en todos los aspectos de la vida, sea cuando uno siembra amor cosechará mas amor, si siembro perdón cosechare mas perdón, el sembrar es importante pero siempre que sea con alegría no con tristeza  en el amor de Dios.

El  Señor siembra la buena semilla en nuestros corazones, que es la palabra y la cosecha son los buenos frutos del Espíritu Santo, que se manifiesta a su tiempo, en  Gálatas 5: 22-23  Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,  mansedumbre, templanza; contra cuentos cosas no hay ley.

El sembrar es importante pero más importante es sembrar todo aquello que está en la voluntad de Dios, y no nos cansemos de hacer el bien, que a su tiempo segaremos si no desmayamos,   dar bien por mal, dice el Señor : Más bienaventurado es dar que recibir (He. 20:35)

El nos enseña que debemos hacer siempre el bien, aun cuando a nosotros nos den mal, porque a su tiempo segaremos lo que hemos sembrado pero si sembramos para la carne,¿ cuales son los frutos de la carne?

Gálatas 5: 16-21 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Son los pecados, la cuales no están en la voluntad de Dios, por tanto todo ello acarrea maldición, muchas veces decimos porque tanta pobreza, pero si hacemos un análisis esa pobreza es por el pecado de ese pueblo o comunidad  y por ende de ese país, dice la palabra de Dios, mi pueblo se pierde por falta de conocimiento,  del conocimiento de la palabra de Dios, el no poner por obra la palabra de Dios, el vivir desordenadamente en el pecado,se cumple la palabra que dice que el siembra para la carne cegará corrupción, se ve en los diferente ámbitos de la sociedad esa desobediencia, aun de muchos que si conocen la palabra, por ello en el hogar es donde se debe implantar primeramente la palabra de Dios.

Proverbios 22: 6

Instruir al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Es importante que desde pequeños enseñar  a los niños en los hogares, esa responsabilidad lo tenemos los padres, no solo con la palabra si no también con el buen ejemplo el pedir al Señor día a día que nos ayude en nuestras debilidades y aprender de Él que como padre amoroso nos enseña de su voluntad, pero también nos corrige cuando es necesario.

Hebreos 12; 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

En Galatas 6: 6-10

El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye.
No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.
Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.  No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.
Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará, tengamos cuidado en poder sembrar aquello que va a hacer de bendición, los frutos del Espiritu Santo que se manifiesta en nuestros corazones, muchas veces los que no conocen la palabra van a ser ganados solo viendo esos frutos, ese cambio, pero tenemos que tener paciencia porque igual que cuando nosotros no conocíamos de la palabra y Dios mediante sus siervos con mucha paciencia fue sembrando la semilla y esperando la cosecha que son los buenos frutos, de igual manera tengamos ese amor para aquellos que son nuevos,  esa misma paciencia y  no nos cansemos de hacer bien porque a su tiempo segaremos.

Salmos 126:5-6

 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.

 Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;
Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

Oración

Gracias Señor  por tu palabra, cada día me enseñas a caminar por el camino verdadero, me enseñas a discernir el bien del mal, que los frutos del Espíritu Santo se manifieste en mi vida, bendice mi familia que me ayudes a instruirlos en el conocimiento de tu palabra, me des fortaleza, sabiduría y mucha paciencia  para seguir sembrando la buena semilla porque sé que a su tiempo segaremos esos buenos frutos que son para vida eterna.

Amén


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .