Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Ro: 10. 10

declaro bendicion

Cuando le recibimos al Señor como salvador de nuestras vidas es porque hemos creído en El, que El murió por nuestros pecados, creemos en su palabra, en San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna, pero no sólo es creer sino confesar con nuestra boca, aquello que hemos creído.

En Ro 10: 10 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Creemos en nuestros corazones las muchas promesas del Señor que está en su palabra, El nos ha dejado muchas enseñanzas y ejemplos en la Biblia y la guardamos en nuestra mente y corazón, pero nos sólo eso es importante  sino el declarar con nuestra boca, el confesarlo, el hablar las promesas, porque si hay abundancia de palabra en nuestro corazón entonces se cumple lo que dijo el Señor: Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Las promesas de la palabra son infinitas, pero el creerlo y confesarlo es poderoso, porque cuando oramos por una situación, sea de cualquier necesidad, si es por tu matrimonio, tu hijo que se fue, una enfermedad, por tus estudios, tus proyectos, etc. Y lo confesamos  es decir lo hablamos con voz fuerte aquello que hemos creído, aquello se hará una realidad.

En Stg 5: 16-18

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.
Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.
Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.

Es la oración con fe, todo lo que me pidieras creyendo así os vendrá, Elías confesaba las promesas de Dios, era insistente en su oración y  pudo controlar la lluvia, oró para que no  lloviese y no llovió y nuevamente  oró para que lloviese y llovió.

En Isaías 55 10-11

10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,

11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Es el poder de la palabra, pero es un palabra que proviene de Dios y  que está sembrada en el corazón, es declarar sus promesas aquella  semilla  que  fue  arraigada en el corazón, porque lo hemos creído, al  confesarlo, se hará realidad,  es un modo de profetizar, de bendecir, de confiar en las promesas.

Cómo hijos tenemos esa autoridad que nos dio El Padre Celestial,  desde el principio de la creación sobre las bendiciones para su pueblo, su iglesia,  el declarar sus promesas.

En Números 22-24, nos habla sobre el temor que tenía el pueblo de Moab, cuando Israel vencía a  todos sus adversarios cuando salió de Egipto, porque sabía que era un pueblo escogido por Dios y bendecido, por lo cual estaba preocupado el rey de Moab, su nombre era Balac y mandó a llamar a Balaam un  profeta de Dios para que bendijera a Moab, por que el sabia de las promesas de Dios y dijo:

6 Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo ( Israel), porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito.

Mas Balaam dijo lo que Jehová me dijere hablare, ni tu plata ni tu oro  me servirán (porque el rey de Moab le había ofrecido regalos valiosos para que declare bendiciones sobre su pueblo). Porque aquello que ya ha sido determinado y establecido  por el Creador no puede ser  cambiado esa promesas es para su iglesia, en esos tiempos era para Israel.

Entonces Balaam empezó a declarar bendición para el pueblo de Dios  pero al declarar era guiado  por el Espiritu Santo, era Dios mismo hablando por medio de Él.

Cuando vio Balaam que parecía bien a Jehová que él bendijese a Israel, no fue, como la primera y segunda vez, en busca de agüero, sino que puso su rostro hacia el desierto;
2 y alzando sus ojos, vio a Israel alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él.
3 Entonces tomó su parábola, y dijo:
Dijo Balaam hijo de Beor,
Y dijo el varón de ojos abiertos;
4 Dijo el que oyó los dichos de Dios,
El que vio la visión del Omnipotente;
Caído, pero abiertos los ojos:
5 ¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob,
Tus habitaciones, oh Israel!
6 Como arroyos están extendidas,
Como huertos junto al río,
Como áloes plantados por Jehová,
Como cedros junto a las aguas.
7 De sus manos destilarán aguas,
Y su descendencia será en muchas aguas;
Enaltecerá su rey más que Agag,
Y su reino será engrandecido.
8 Dios lo sacó de Egipto;
Tiene fuerzas como de búfalo.
Devorará a las naciones enemigas,
Desmenuzará sus huesos,
Y las traspasará con sus saetas.
9 Se encorvará para echarse como león,
Y como leona; ¿quién lo despertará?
Benditos los que te bendijeren,
Y malditos los que te maldijeren.

Esa promesas ya determinadas por Dios para su iglesia, desde el principio, en Génesis 12; 2-3 cuando Dios le dijo a Abraham:

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Bendiciones son las promesas de Dios para su iglesia, por eso con esa autoridad nosotros podemos declarar confiando que El lo hará, por ello  dice en Ro.10:10  Con el corazón se cree para justicia pero con la boca se confiesa para salvación.

Amen.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.