DEJEMOS A LOS IDOLOS

Hoy  leí, me salió al azar el capítulo 7,8 de Ezequiel, donde el Señor  exhorta  a su pueblo sobre la idolatría, El señor se encontraba enojado con el pueblo de Israel por qué a escondidas  habían creado sus ídolos, pensaban que Dios no los veía o les habían abandonado y eran tanto sus ídolos que Dios ya no podía retener su enojo, Dios le mostró a Ezequiel en visiones como  los sacerdotes habían creado sus ídolos y los adoraban,  a escondidas  en el templo, era el  pueblo de Israel que conocía la palabra, porque desde el principio en el libro de Éxodo 20 Dios le dio los mandamientos a Moisés sobre la abominación que era para Dios adorar ídolos.

Éxodo 20:2-5

Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.No tendrás dioses ajenos delante de mí.

No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

Deuteronomio 4:15-20

15 Guardad, pues, mucho vuestras almas; pues ninguna figura visteis el día que Jehová habló con vosotros de en medio del fuego;

16 para que no os corrompáis y hagáis para vosotros escultura, imagen de figura alguna, efigie de varón o hembra,

17 figura de animal alguno que está en la tierra, figura de ave alguna alada que vuele por el aire,

18 figura de ningún animal que se arrastre sobre la tierra, figura de pez alguno que haya en el agua debajo de la tierra.

19 No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos.

20 Pero a vosotros Jehová os tomó, y os ha sacado del horno de hierro, de Egipto, para que seáis el pueblo de su heredad como en este día.

Jeremías 10:1-10

10  Oíd la palabra que Jehová ha hablado sobre vosotros, oh casa de Israel.Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman.

Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril.Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva.Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder.No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío.

¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque a ti es debido el temor; porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a ti.Todos se infatuarán y entontecerán. Enseñanza de vanidades es el leño.Traerán plata batida de Tarsis y oro de Ufaz, obra del artífice, y de manos del fundidor; los vestirán de azul y de púrpura, obra de peritos es todo.

10 Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación.

Dios en diferentes partes de la biblia mostró  a Israel su pueblo, en el Antiguo Testamento, sobre los ídolos, aquellos ídolos que el hombre levantaba, se dejaban  llevar por esos pueblos paganos que  no conocían a Dios, como dice claramente en Deuteronomio, ningún tipo de esculturas, sea de personas varón o hembra, de ningún animal, o astros de la atmósfera se debe hacer imagen e idolatrar

Pero vemos en estos tiempos que todavía en varios países del mundo, se sigue levantando imágenes de escultura, adorando y venerando a un palo, metal, o yeso, postrándose ante esas imágenes que no tiene poder para hacer nada,  aún les hacen fiestas paganas donde piensan que a Dios le agrada, muchas veces sucede esto porque no han conocido al Dios verdadero, no han estudiado las  sagradas escrituras, sus ojos espirituales están cegados porque  nos les ha resplandecido la verdad del evangelio,  se dejan llevar por las costumbres de los pueblos, las tradiciones, que de generación en generación han confundido  y engañado a las personas.

pero tenemos un Dios vivo y victorioso, que nos enseña como realmente debemos de adorar, ¿y como se debe adorar a Dios? en  Juan 4:23.24 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.  Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 

La adoración a Dios es en el espíritu, acercarse a Dios en oración, en alabanza, buscar de su presencia en espíritu y en verdad, compartir de su palabra, Dios es Espíritu, entonces hay una conexión espiritual, podemos sentir su presencia, la esencia de su amor.  Dios es celoso, porque solo el es digno de tomar la gloria, la honra y la alabanza, por los siglos de los siglos. Amen.

Tampoco quiere el Señor que creamos ningún tipo de ídolo que nuestros sentidos pueda priorizar, si no ponerle en primer lugar en todo,  buscándole a si guardar nuestros corazones, con su palabra,  nuestra mente,  pensamientos, nuestra alma, aun nuestro cuerpo que es el templo del Espíritu Santo, porque quiere bendecirnos en todas las áreas y guardarnos de toda maldad.  Pero en estos tiempos  igual que el pueblo de Israel que conocía la palabra y no obedecía,  la iglesia también  ha creado sus ídolos como puede ser las redes sociales, el trabajo, el estudio, la pareja, los hijos, todo aquello que ponemos en primer lugar  antes que a Dios tambien es un ídolo y no le dan ese tiempo  pequeño  que  diariamente  Dios requiere ya sea en la oración,  la lectura  o el oír de su palabra, para cuidar la mente y el corazón para no ser presa fácil del enemigo, que viene como león rugiente buscando a quien  devorar, pero si no tenemos la espada que es la palabra seremos más fácil de caer en su redes, por eso el  Señor nos dejó estos dos  grandes mandamientos  fundamentales.

En  Mateo 22: 37-39  

Jesús le DIJO: Amarás al Señor tu Dios Con Todo Tu Corazón, y Con Toda tú alma, y Con Toda Tu Mente.  Este es el Primero y grande mandamiento.  Y  El Segundo es Semejante: Amaras a tu prójimo Como a ti  Mismo.

No descuidemos esa salvación tan grande, siguiendo con la lectura de Ezequiel 7, vemos como Dios se encuentra indignado de tanto pecado de su pueblo, le dice que en el tiempo de su furor ni su plata ni oro que  hayan amontonado de nada le servirá, por el castigo de la ira de Dios, cuando le mostró en visión a un hombre  vestido de lino  a quien Dios le dijo; que él marcare  en la frente aquel  hombre que no  se postraba a un ídolo, no encontró a ninguno.

Podemos ver la indignación de Dios  frente a cualquier ídolo que levante su pueblo, porque tenemos un solo Dios, y a quien  debemos ponerle en primer lugar en nuestras decisiones, confiar que Dios tiene el control de todas las cosas, muchas veces parece que no sentimos su presencia, por que no le buscamos,  pero siempre está esperando ese primer lugar  que le corresponde.

Amen.

ORACIÓN

Señor ayúdame a no descuidar mi comunión contigo, a ponerte en primer lugar todos los días de mi vida, guárdame Señor bajo tus alas, bajo tu sombra, cuida mi mente y mi corazón con tu palabra y tu Santo Espíritu me fortalezca día a día. Amen


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .