UNA SALVACIÓN MUY GRANDE

Diapositiva1

He. 2: 1-4

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

El Señor dice que con más diligencia  cuidemos esta salvación tan grande, ¿como la vamos a cuidar? En Pr. 8: 34-35

Bienaventurado el hombre que me escucha, 
Velando a mis puertas cada día,
Aguardando a los postes de mis puertas.
Porque el que me halle, hallará la vida,
Y alcanzará el favor de Jehová. 

Cada  día, es decir que todos los días, darle un tiempo a Dios,  buscarle  en oración y la meditación de su palabra , es  buscar la comunión con El. En Mateo 4:4 “No solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Es entrar en su altar es decir a su presencia, depositando toda carga, dejando que guíe nuestras vidas porque ya no somos nosotros sino  Él en nosotros glorificándose cada día de  nuestras vidas.

Escudriñar las escrituras porque ellas dan testimonio de mí (Juan 5:39)

orar sin cesar (1 Tes 5:17)

Para no ser presa fácil, en (1 Pe 5:8)  porque el enemigo el diablo anda como león rugiente buscando a  quien devorar, y  si descuidamos esta salvación tan grande, somos más fáciles de caer a sus tentaciones,  se puede comparar a un rebaño de ovejas  en el campo que van juntos, pero si uno de ellos se aparta del rebaño, no obedeciendo al pastor  y pierde la conexión o comunión con El,  es una presa más fácil de caer en manos del lobo, por eso dice  en Efesios 4 27 ni deis lugar al diablo,  dar lugar es  apartarse de sus enseñanzas y no cuidar de esta salvación tan grande. Así como cuidamos de una planta y la regamos diariamente, para que no se muera, se marchite, así debemos de cuidar esta salvación tan grande, la palabra que representa el mana, también  el agua, de ese mismo  modo es necesario alimentarnos de esa fuente de aguas vivas que es la palabra de Dios ,  buscar de su presencia en oración pidiendo la llenura de su Santo Espíritu para que nos ayude en cada momento,  cuidemos de esta salvación tan grande, no sea que nos deslicemos, ¿por qué dice de ese modo?, Apartado de mí nada podéis hacer dice el Señor, apartado de sus enseñanzas y de la comunión con la fuente, somos débiles  sabemos que la lucha no  es contra sangre ni carne, si no contra potestades en  las regiones celestes, esto es seres espirituales de maldad, tratando de apartarnos del camino verdadero.

 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga (1 Co 10:12)

No podemos pensar que ya sabemos mucho,  porque no podemos confiar en nuestras propias fuerzas, si no en las fuerzas y sabiduría que recibimos de las enseñanzas de la palabra de Dios, por ello el Señor nos ha dejado las armadura de Dios en Efesios 6: 10- 18

La armadura de Dios

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

la-armadura-de-dios-e28093-efesios

la armadura de Dios

Estar firmes dice el Señor, vestidos de la armadura, como un soldado un guerrero espiritual entrenado para la batalla, para no ser presa fácil del enemigo, si no  resistir al diablo y él huirá.

Asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado. Flp 2:16, dijo Pablo.

Y es necesario que la iglesia se encuentre unida, porque es el cuerpo de Cristo, unidos porque  necesitamos unos de los otros, no podemos caminar solos, si no unidos con una misma fe, un mismo sentir, una única visión, la visión de  Jesús, por tanto  haciendo la voluntad del Padre.  en He 10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Todos unidos en el amor de Dios. Bendiciones.

ORACIÓN

Señor no permitas que me aparte de ti,  cada día quiero que me muestres tu camino y me enseñes de tu palabra que es la verdad. Y no me aparte de ella ni a diestra ni a siniestra. Sino  que cogido de tu mano cada día pueda caminar, haciendo tu voluntad perfecta y agradable.

Amen

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.