SALMOS 24

salmos 24

Cuando llegué a Europa me encontré con una nueva  cultura, raza, costumbres muy diferente a la que  yo estaba acostumbrada, ya que era la primera vez que emigraba de Latinoamérica a otro continente, me sentía como en otro mundo, sin embargo estaba en el mismo planeta solo que era otra parte de ella,  la adaptación cuesta pero Dios con este Salmos me enseñó a entender que a pesar de las diferencias somos su creación, cuando Dios creó a Adán dijo Hagamos al hombre a nuestra imagen conforme a nuestra semejanza, no hizo  distinción de raza, de cultura o costumbres,  todos somos iguales delante de su presencia. Existe diferencias  en muchas cosas, pero en la esencia de donde fuimos creados no, por que somos semejantes y semejantes al que nos creó.

Saber que de Jehová  es la tierra y su plenitud, El mundo y los que en él habitan,  cuando ya estaba cerca a descender del avión me entró un poco de temor, pero abrí las escrituras y Dios me mostró salmos 24 y me fortaleció, haciéndome entender que es una parte de su creación, un lugar muy bonito pero de diferente raza, cultura  y que me había dado la oportunidad de conocer esta parte del mundo España.

La adaptación no es fácil, porque aunque el idioma es el español, es un español muy diferente a latinoaméricana, un español que al principio no podía entender ya que hablaban tan rápido, pude encontrar muchas diferencias y cuando me congregé conocí a hermanos que con mucho amor están sirviendo al Señor, muchos hermanos latinoamericanos una mezcla de nacionalidades incluido España, Dios a unido en diferentes partes del mundo a muchos hermanos, que por la causa de Jesús estamos en el mismo camino, como dice su palabra en un mismo sentir en un mismo espíritu, muchos  están activos en la obra, los cuales son una bendición, la necesidad es inmensa, los inmigrantes necesitan aun más la fortaleza del Señor, por el mismo hecho que se encuentran lejos de su país, dejando a sus familiares, he visto cuantas familias desintegradas porque viene el esposo o esposa a buscar trabajo dejando a sus hijos, pareja y  la soledad hace que  formen una nueva relación o al regresar a su país ya encuentren a su pareja con otra persona, el dejar a su familia es muy delicado,  por que pierden lo mas valioso que es la familia, el cuidado de los hijos, su educación, el amor de padre o madre que necesitan porque padre y madre no sólo es el que los sustenta económicamente sino el que orienta, enseña y sobre todo el que le da ese amor que hace que el niño crezca sano espiritual, emocional y físicamente, porque somos  espirítu, alma y cuerpo, de que vale que ganes el mundo y pierdas tu alma dice el Señor, también he visto que algunos se esfuerzan en abrirse  campo  esforzándose en el trabajo y traen a su familia,  pero no es fácil a veces los niños crecen solitarios sin tíos , primos, abuelos,  solo el amor de Dios puede fortalecer en esos momentos de tristeza, pero lo más importante para el Señor es el matrimonio unido

En Salmos 127:1 Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia. Muchas veces buscamos las bendiciones con nuestro modo de pensar, nuestro esfuerzo humano,  pero no vamos a la fuente de la sabiduría que es la sabiduría que viene de lo alto es decir de Dios, que es su  palabra, donde se encuentra sus enseñanzas, por eso dice en este Salmos si no edificamos nuestra casa  en la obediencia de su palabra entonces es en vano todo esfuerzo, porque no buscamos la guianza del creador, que creó la familia y lo bendijo, Jehová es el que guarda mientras nos sujetamos a sus mandamientos y bucamos la fortaleza de su Santo Espirítu. Dice otra parte de la palabra, en Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. La promesa del Señor es que será añadido las bendiciones si le buscamos primero, pero las añadiduras vienen después, todo proyecto, todo emprendimiento siempre al principio se necesita de esfuerzo y dedicación, así como se cuida una planta, así como se educa y cuida a los hijos, despues vendrá la cosecha, las bendiciones.

En Josue 1:9

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. 

 

Salmos 24

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.