Punta de Lanza

Isaias 49:1-2 Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria.Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba;
Que es Saeta : Arma que dispone de una punta en un extremo y que se arroja contra el blanco. En el extremo contrario a la punta, la saeta cuenta con plumas para que, una vez arrojada, el arma conserve la dirección.
Bruñida: Operación de dar brillo a una superficie metálica o de piedra.
Somos llamados para ser como esa saeta bruñida, preparada, santificada, llenos de su poder, para que cuando tire al blanco llegue al lugar específico y sea prosperada y cumpla el propósito de su llamado, y nos guarde en su aljaba es decir en sus manos, en su rebaño, en su reino.
El Señor nos ha llamado y preparado para declarar su palabra, para predicar a tiempo y fuera de tiempo, porque puso nuestra boca como espada aguda, afilada para que cada palabra que salga de nuestra boca no regrese vacía si no dé al blanco, donde debe llegar y sea prosperada para lo cual ha sido enviada.
El usa la predicación para poder traer a los cautivos, a los presos, cuando Jesús empezó a predicar dijo: Lucas 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; ese era su misión y de igual manera a nosotros nos ha encargado el ministerio de la reconciliación, esto significa que tenemos ese llamado de reconciliar al mundo con Jesús y por ende con el Padre.
Asi como Samuel predicaba y ninguna palabra llegaba a tierra, 1 Samuel 3:19 19 Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras. Jehová estaba con Samuel que quiere decir esto que Samuel estaba lleno del Espíritu Santo, que la palabra que predicaba era con poder y autoridad, como Pablo dijo : 1 Corintios 2:4-5 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. 1 Corintios 1:21-21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
Igual que Pablo otros muchos hombres de Dios fueron como una saeta bruñida, esa saeta guardada bajo la sombra de sus alas como también es su aljaba donde se guarda las flechas puestas para ser usada cuando sea preciso, al igual puso tu boca como espada aguda y cubierta con la sombra de su mano, es decir cubierta de su poder.
Como espada aguda, pulida, preparada, purificada, para ser usada, porque Dios nos prepara para ser como esa punta de lanza, como esa saeta que tira al blanco y llega al lugar preciso es decir al blanco porque está bruñida, pulida, preparada, emblanquesida, santificada y tiene esa velocidad esa fuerza porque cuando es lanzada no es con sus propias fuerzas si no con las fuerzas que el Espíritu Santo da a esa saeta y toda palabra es prosperada para lo cual ha sido enviada, son los hermanos que llevan las nuevas buenas, aquellos que ministran su palabra.
El Señor está preparando esas saetas para que cuando sea el momento pueda ser usada para tirar al blanco y como está bruñida, preparada para esa situación va cumplir el objetivo para la cual ha sido enviada, luego será guardada en un lugar precioso, en su regazo o su aljaba, para que cuando sea necesario nuevamente sea usada para lo cual ha sido preparada.

Muchas veces esa preparación cuesta, es un momento de desierto como todo hijo de Dios pasa, es el momento de morir a nuestros propios pensamientos sino que se va formando el carácter de Cristo en cada uno de ellos.
Hermanos esas saetas son los discípulos de Jesús, a los cuales tu también has sido llamado, pero antes de ser lanzado tiene que relucir, brillar, ser purificado para que podamos cumplir el propósito para lo cual eres preparado, porque todos ocupan un lugar importante en el cuerpo de Cristo, pero también necesitamos primero ser bruñidos, preparados para que en el tiempo perfecto de Dios sea usado con esa precisión y sea tirado y llegue al blanco donde debe llegar, porque si no está bruñida no va ha poder dar al blanco porque va ha ser como una saeta sin forma y no será provechosa, pero si ya está reluciente, brillosa entonces ya es tiempo de cumplir con la misión encargada. Amen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .