LA MUJER QUE TOCO EL MANTO DE JESUS

jeremias 29 13

ºLa mujer que toco el borde de su manto fue sanada.

El Señor nos enseña a creer, a echar fuera el temor, dice el perfecto amor echa fuera el temor, en Lucas 8: 40-56,  Jesús sanó a la hija de Jairo y a la mujer que toco el manto de Jesús.

Jesús predicaba por todas partes y vino Jairo a rogarle para que fuese a su casa a sanar a  su hija que estaba muy enferma a punto de morir, pero la gente, le oprimía porque había mucha gente, pero una mujer que padecía de flujo de sangre hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre.  Entonces Jesús dijo: ¿Quién es el que me ha tocado? Y negando todos, dijo Pedro y los que con él estaban: Maestro, la multitud te aprieta y oprime, y dices: ¿Quién es el que me ha tocado?  Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí. Entonces, cuando la mujer vio que no había quedado oculta, vino temblando, y postrándose a sus pies, le declaró delante de todo el pueblo por qué causa le había tocado, y cómo al instante había sido sanada.

La mujer que tocó el borde del manto de Jesús había sido sanada y Jesús sintió que poder había salido de Él, aun cuando la multitud le oprimía el sintió que solo una persona había sido sanada, porque la mujer supo como entrar a la misma presencia   de Dios, ella tuvo un encuentro personal con Jesús, en el tiempo de Moisés en

Números. 15: 38-40

Y Jehová habló a Moisés, diciendo:
“ Habla a los hijos de Israel, y diles que se hagan franjas en los bordes de sus vestidos, por sus generaciones; y pongan en cada franja de los bordes un cordón de azul.
Y os servirá de franja, para que cuando lo veáis os acordéis de todos los mandamientos de Jehová, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales os prostituyáis.
Para que os acordéis, y hagáis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro Dios”.

Ese manto se llama Talit, es un manto que tiene unas franjas que representan los 613 mandamientos de Jehová en el antiguo testamento no era un manto cualquiera, esto era para que el pueblo de Israel  recordara el pacto, los mandamientos establecidos en esos tiempos, pero ahora en el nuevo testamento después de la venida de Jesús todos esos mandamientos han sido resumidas en dos grandes mandamientos; “Amaras a tu Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”, en estos tiempos el borde de su manto de Jesús  representa la palabra de Dios.

Con Jesús el tocar el borde de su manto significa, adorar, comer de la palabra de Dios, poner los ojos en Jesús, esa mujer supo como acercarse a Jesús, esa mujer tocó su manto con un corazón contrito y humillado, le busco de corazón y le adoro en Espíritu y verdad.

Pero había mucha gente que solo estaba allí de espectadores, tenían el corazón endurecido, no le buscaban en Espíritu y verdad, por eso no podían sentir esa presencia, ese poder, esa unción y no podían ser sanados, hay mucha gente que busca de Jesús pero no quiere dar su tiempo, no le buscan de corazón, se cansan o quieren las cosas fáciles y rápidas, no quieren pagar un precio, Dios quiere sanar, liberar, bendecir pero también santificarnos, esto es, ser apartados para El, muchos dirán tu palabra es dura, porque no quieren dejar todavía la vida vieja sin embargo en Hebreos 12:14 dice; Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. 

La mujer toco el borde de su manto y fue sanada, esto significa que la mujer busco de la palabra de Dios y la obedeció luego fue restaurada, bendecida, aquella enfermedad que mucho tiempo no  había podido ser curada, con el poder de su Santo Espíritu y su palabra fue restaurada.

En Mateo 18:20

20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Dios es un Dios vivo, basta que se reúnan dos o tres en el nombre de Jesús a adorarle en Espíritu y verdad, a compartir del pan de vida, que es su palabra, El se manifestará hará prodigios señales y maravillas en su iglesia, sanando y restaurando los corazones, cuando la mujer fue al encuentro con Jesús no solo  quiso verlo de lejos,  sino que se acerco y toco el manto ,  porque sabia el valor de tocar el manto, ese valor era de buscar de Dios de conocerle, de entenderle para servirle porque se acerco un corazón dispuesto como Daniel cuando Dios le dijo “desde el día que dispusiste tu corazón a buscarme yo estoy contigo” (Daniel 10:12), Dios conoce los corazones en Jeremias dice: 17:10  Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

Luego le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; ve en paz, la fe de la mujer estaba fortalecida mediante la palabra, su fe su obediencia hizo que obtuviera esa sanación, esa liberación y fue restaurada totalmente.

Cuando Pablo se convirtió, se fue al desierto por tres años, y escudriño las escrituras, el Espíritu Santo le guió, le instruyo por eso cuando escribía y predicaba la  palabra  no era con  sabiduría humana si no con poder y revelación de su palabra, como ahora se  llama el Rhema, el Señor tiene siempre una palabra de poder para cubrir toda necesidad, por eso  es necesario buscar de su presencia y su palabra, para ser sanado.

La mujer lo busco y pudo tocar el borde de su manto, y Jesús sintió que poder salió de Él, había mucha gente, pero solo una pudo ser sanada porque le busco de corazón y en Espíritu y verdad.

jeremias 29  13.jpg

Amen.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.